CENTRO MEDICO HIDALGO
HIDALGO 2425 PTE
COLONIA OBISPADO
6TO PISO DESP #610
C.P.64010 MONTERREY N.L..
.
TEMAS > TEMA 2
 

CATARATAS

La catarata es la opacificación o pérdida de transparencia del cristalino, natural del ojo situada detrás de la pupila. Ocurre con el paso de los años o por otras causas como traumatismos e inflamaciones oculares. Es bastante frecuente, afecta a un 70% de los mayores de 70 años. Puede aparecer en personas más jóvenes que tengan miopía, glaucoma o diabetes, o en personas que tomen medicamentos con cortisona durante mucho tiempo. Los primeros síntomas suelen pasar desapercibidos pero a medida que avanza, la visión se vuelve borrosa incluso con las gafas bien graduadas, los colores se perciben más apagados y molestan los brillos y reflejos de las luces artificiales. A veces el ojo se miopiza y mejora la visión de cerca. La graduación de las gafas puede cambiar cada muy poco tiempo. La catarata progresa continuamente y el único tratamiento es la cirugía ocular. La operación ocular debe realizarse cuando la pérdida de visión dificulte las actividades cotidianas. Cuanto antes se realice la intervención será más fácil y segura, con una recuperación visual más rápida.

Es una operación ocular totalmente indolora y que dura pocos minutos. La técnica de cirugía ocular es mínimamente invasiva, con una incisión muy pequeña que no necesita puntos ni tapar el ojo. El cristalino se disuelve y se aspira empleando una sonda muy fina de última tecnología y en su lugar se coloca una lente intraocular multifocal que le permitirá ver bien de cerca y de lejos a la vez, sin necesidad de gafas. La recuperación de esta operación ocular es muy rápida, permitiendo reincorporarse inmediatamente a sus actividades habituales. Es una técnica de cirugía ocular segura y eficaz que corregirá simultáneamente la catarata y la vista cansada. Algunos defectos de visión se corrigen colocando una lente intraocular fija (miopías e hipermetropías de graduación muy alta, pacientes con córneas muy delgadas o con principio de cataratas). Los resultados son excelentes; la mayoría de los pacientes no utilizan gafas para nada y tan solo unos pocos necesitan una pequeña graduación para las tareas visuales cercanas más exigentes. La intervención es sencilla, solo dura 10 minutos y se realiza con anestesia tópica o local. La técnica de micro incisión no necesita puntos y permite incorporarse rápidamente a las tareas habituales. En ocasiones, para eliminar por completo el defecto refractivo residual, podemos realizar un lasik a los pocos meses del implante de la lente intraocular; esta combinación de técnicas que llamamos “Bioptics” consigue los mejores resultados y garantiza una perfecta agudeza visual sin gafas a todas las distancias.

 
   
   
   
©2007 DR.ALEJANDRO ASEFF